Enigmas sin resolver: El amor al camping

13/12/2018

El amor al camping

Existen los amantes de la naturaleza y de su entorno y también están esos seres urbanos y que no pueden dejar la ciudad. Éstos últimos, definitivamente, no le ven la gracia a eso de irse a acampar y dormir en una carpa, ¿alguien se lo explica? 

Cuando el invierno se va y el clima nos regala esos agradables días soleados, muchos aprovechan sus días libres para hacer algo que los motiva, salir de la rutina, olvidar y escapar un ratito. Y es que muchos aprovechan esos días soleados para ir de camping y disfrutar.

Mi teoría es que el ir a acampar está en en nuestro ADN, o en el de la mayoría, y este artículo habla más a fondo sobre eso....Pero retomemos! Hay algunas personas que sienten esa necesidad de moverse y conquistar la naturaleza desde muy pequeñitos, otros se motivan más adultos y hay quienes en definitiva no le ven lo gratificante que es ir de camping. Y bueee, ellos se lo pierden, no?

Ir de camping es como una mudanza, no es hacer una maleta y ya está. Ir de camping es toda una experiencia en donde debes planificar y poner en la mochila lo necesario para que la la expedición sea buenísima. Saco de dormir, carpa, ropa adecuada para el tipo de ruta que seguirás, cocinillas, ollas, alimentos y todo tipo de artículos que nos convierten en los reyes del mundo  (ok, un poco, o así se siente).

El amor al camping es detenerse, contemplar y compartir experiencias que solo con una mochila a cuestas y tu motivación podrás realizar. El amor al camping es dormir junto a melodías que solo la naturaleza y sus seres vivos nos pueden regalar. El amor al camping es saber que el primer rayo de luz te despertará y te dará la bienvenida para comenzar otro día, otra aventura. El amor al camping es, para muchos, un enigma sin resolver, pero ¡pucha que es enriquecedor!

La experiencia es maravillosa, la calidad del tiempo es espectacular, el ruido del mar o los pajaritos a muchos nos relaja y conecta con lo más profundo de nuestro ser, el trabajo en equipo engrandece y para mucha gente el estar sentado a patá pelá contemplando un cerro es el verdadero sinónimo de descanso. 

El amor al camping es paciencia, es reencontrarse con lo simple y hacer que la aventura sea cómoda, placentera y diferente cada vez. El amor al camping pocos lo entienden, pocos lo viven, pero son ellos quienes tienen la fortuna de alimentar el cuerpo y el alma con tanta belleza que hay a nuestro alrededor.

Y para ti ¿qué es este enigma sin resolver?

Por Camila Ahumada Carminati