Pesca recreativa y consciente, ¡es posible!

11/12/2018

Pesca recreativa y consciente, ¡es posible!

Un buen pescador no es aquel que captura el pez más grande y se destaca entre el grupos de amigos, sino aquel que se pone feliz al contemplar el río sabiendo que los peces están ahí y ahí deben volver.

Quienes practican la pesca sienten un gozo y una satisfacción única, y es porque inconscientemente respondemos al llamado primitivo de la adrenalina del hombre cavernario que solo así podía asegurar su permanencia en el mundo. Peeero ya no somos cavernícolas y no necesitamos salir a pescar o cazar para sobrevivir. La sabiduría que nos ha dado la evolución nos ha enseñado y demostrado que sin la práctica de la pesca con devolución no habrá futuro para este deporte y los más pequeños no podrán disfrutar de esta hermosa experiencia.

Sumerge los pies en el agua, escucha el ruido de los pájaros y disfruta de la mágica atmósfera que se logra al lanzar el anzuelo. Considerado como terapia efectiva contra el estrés, pescar en Chile, CON CONSCIENCIA, es un verdadero placer para el alma.

Imagina disfrutar de la soledad matutina en las caletas nortinas, sumergirte en los exuberantes bosques del sur del país o relajarte arriba de un bote en medio de sus lagos. En estas tierras podrás pescar durante todo el año y sorprenderte con la variada oferta de especies que habitan sus aguas. ¡Hermoso! ¿no es cierto?

Para que la pesca sea consciente y recreativa, existe la una ley y tiene un propósito fundamental: establecer condiciones que aseguren la sustentabilidad de los recursos, tanto de peces como del entorno.  Como toda ley, los practicantes de las diferentes modalidades de pesca deben conocerla y acatarla.

Si bien la ley y sus disposiciones establecen normas en diferentes ámbitos, incluyendo aspectos como la administración de lugares de pesca por parte de privados, lo cierto es que el pescador común debe concentrarse en los siguientes aspectos fundamentales: portar la licencia de pesca, no pescar en lugares y fechas con vedas de pesca declaradas y utilizar los equipos y técnicas autorizados.

Para realizar una correcta devolución de los peces, te compartiré algunos consejos y/o recomendaciones para tener muy en cuenta en la práctica de la pesca sin muerte, así podrás favorecer la pesca sostenible y consciente. 

Todos los pescadores deportivos buscan la conservación y respeto de las especies que capturan, para causarles el menor daño posible y devolverlas al mar o ríos. Pero claro, todo en esta vida requiere de técnica y saber qué hacer y, en este caso no iba a ser menos, así que presta atención:

  • Utiliza anzuelos sin rebaba o aplástala con un alicate: son los que menor daño causan y aumentan la tasa de supervivencia del animal. Esto se debe a que este tipo de anzuelo es mucho más fácil de sustraer y ayuda a evitar que la mosca se estropee en el momento de sacarla. Los anzuelos de mayor tamaño causan lesiones en los ojos, cráneo y cerebro. Lo mejor es usar anzuelos pequeños.
  • No uses guantes para sostener al pez, lo mejor es que te mojes bien las manos antes de sostenerlo.
  • Lo ideal es, aunque parezca demasiado restrictivo y contradictorio, no sacar al pez del agua, pero si lo haces ¡ten en cuenta que a partir de los 15 segundos sufrirá daños neuronales! Una de las causas más comunes de muerte es la larga exposición, así que intenta cumplir esta recomendación y devuelve rápido al agua.
  • Para una buena captura y devolución, intenta manipular y tocar al pez lo menos posible, así evitarás quitarle el mucus que es esa primera barrera que tienen los peces para defenderse de muchas agresiones del medio, como infecciones o contaminación. Si lo tocas mejor hazlo suavemente, que no lo note mucho, pues de hacerlo podría entrar en pánico. Tampoco lo aprietes, usa la presión justa para que pueda deslizarse pero con mucho cuidado para no lesionarlo.
  • No levantes al pez cuando está colgado del anzuelo, ya que si se encuentra clavado en una zona blanda puede provocarle un desgarro.
  • Nunca arrastres el pez por la tierra, ¡eso le causará tremendos daños!
  • Nunca, pero nunca le metas los dedos por las agallas, es un grave peligro, incluso lo podrías matar.

¿COMO DEVOLVER EL PEZ AL AGUA SIN CAUSARLE DAÑO?

  • Intenta que en el momento de lucha, el tira y afloja, dure lo menos posible, ya que será en ese momento cuando más daños pueda sufrir el pez. Pero si lucha, déjalo ir con la línea. Eso lo cansará y dañará menos.
  • Atento al equipo de pesca que uses: intenta que se adapte al tamaño o talla de la especie que quieras capturar. 
  • Si vas a levantar al pez, que sea el menor tiempo posible, siempre en posición de cuclillas o agachado de rodillas, nunca lo hagas sobre las piedras o desde tierra o arena.
  • Si vas a hacerte una foto para presumir la pesca, trata de recuperar al pez durante unos minutos, luego toma la foto y después vuelve a recuperarlo para dejarlo ir siempre en las mejores condiciones.
  • Intenta que las tareas de aproximación, recuperación y devolución sean en zonas de aguas profundas.
  • En el momento en que vayas a sacarle el anzuelo, hazlo debajo de agua, sujetándolo con una mano mientras con la otra le sacas el anzuelo.
  • Piensa siempre en liberarlo, te sentirás en armonía con el entorno y la naturaleza.

¿CÓMO SACAR EL ANZUELO CORRECTAMENTE?

Ésta es una de los puntos que más preocupa a los pescadores en la práctica del "captura y suelta" ya que, ante el desconocimiento y falta de experiencia, se pueden cometer fallos extrayendo el anzuelo del cuerpo del pez dejándolo seriamente dañado y con graves consecuencias para su posterior supervivencia. O en su defecto, pudiendo accidentarse a sí mismos con el anzuelo ya que si está muy difícil la extracción, con un movimiento brusco puede pasar cualquier cosa.

En primer lugar hay que intentar desanzuelar al pez dentro del agua para no provocarle daños neuronales por la exposición prolongada al aire, además, es mas probable que pueda sufrir caídas y golpes fuera del agua.

Para sacar el anzuelo se necesitarán unos alicates, si es posible de punta larga. Para ello la mejor forma de hacerlo es con un tirón firme y seco. Lo normal es creer que haciéndolo lenta y cautelosamente causarás menos daño, pero no es así, ya que se podría desgarrar su cuerpo con facilidad.

En caso de que el pez rompa la línea del señuelo es mejor soltarlo sin más. Y si a la mala se le clava el anzuelo, sácalo por el mismo sitio por el que entró, librándote de complicaciones. A veces es mejor no manipular durante demasiado tiempo al pez para intentar sacarle el anzuelo, ya que una de las causas de su muerte, como lo hemos explicado anteriormente, es la exposición prolongada fuera del medio acuático.

Para mí, la pesca consciente es un acercamiento al río o al mar con todos los sentidos vivos y en alerta positiva.

Si haces todo de forma correcta y amigable, tendrás el primer premio que no es otro que convivir de buena manera con el ecosistema.

Por Camila Ahumada Carminati.